lunes, 28 de octubre de 2013

Un carruaje de granito con ruedas giratorias


Entre las ruinas del último gran imperio indostánico que hubo antes de la llegada del inglés puede verse  una estructura insólita: un carruaje de granito con ruedas que el visitante puede hacer girar.  Es parte del Templo de Vitala en la ciudad de Jampi, que fue rebautizada con el título de "Ciudad de la Victoria", o Viyaianagar, por la profusión de batallas ganadas con un ejército de algo como un millón de soldados.



 
Otra de las construcciones más llamativas del lugar es el Establo de los Elefantes, bastante largo, con diez cúpulas y grandes entradas en forma de arco por donde pasaban los elefantes.

 
 
 

Luego de la Batalla de Racsasa Tangadi o Talicota, en el estado actual de Carnataca, en el sur de la India, contra los sultanatos coaligados, esa que era la capital imperial quedó destruida.  Sic transit gloria mundi.

 

 

 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario